miércoles, 23 de junio de 2010

Informe de Batalla: Orkos vs Ángeles Oscuros II


El Kaudillo Zagrat miraba la llanura hacia la ciudad colmena de Échate, mientras “animaba” a sus tropass en vistas a la construcción de su waagh, ya casi lo sentía, sentía esa excitación propia de una matanza al anochecer mientras su mente se deleitaba con la destrucción que llevaría al ejercito imperial en cuanto anocheciera Los gritos de Nubaz y Panzaz le sacaron de sus “pensamiento”


-Jefe, ¿Ke plan es eze de atakar por la noxe? Nuestros pilotoz ze la pegaran- Pregunto Nubaz el estrambótico

-Lo vez jefe ez un kobardika, pero ¿Por ke atakar de noxe? Aulló en respuesta Panzaz, El voluminoso líder de los Mega-Noblez


-¡¡¡POR KE AZI NO NOZ VERAN LLEGAR PAZTORES DE GARRAPATOZ!!! Zagrat agarro a ambos orkos por la nuca y choco sus cabezas una frente a otra provocando un ruido sordo-¡¡Ahora A los buggiez canijoz!! Aullo alejándose de las postradas figuras.


3 Kilometros al sur cuatro formas acorazadas tres verde oscuro, y la otra, mas grande azul cielo surcaban la llanura eran tres rhinos y un Land Raider modelo cruzado. Dentro el Capellán Interrogador Belzorius examinaban la composición de la fuerza orka delante de el, tras unos segundos se volvió hacia la escuadra de exterminadores del Ala de muerte y les digo:


-Recordad hermanos nuestro objetivo es el Kaudillo, de las tropas de los orkos las escuadras tácticas Escalpelo, Estoque y Martillo junto con el hermano bibliotecario Saulot se ocuparan de que reciban su premio por oponerse al imperio. Recordad: Somos Angeles Oscuros, los Elegidos del León, no fracasaremos

-Arrepentíos, pues mañana moriréis- Entono la escuadra de exterminadores al unisono


Una luz parpadeo en el Land Raider, seguida de seis cabezas asintiendo, era la señal de Saulot, estaban en posición, la hora de los orkos había llegado.


El Hermano bibliotecario Saulot bajo del rhino junto a la escuadra táctica Martillo preparados para dar fuego de cobertura a sus hermanos, mientras el intentaría anular los poderes psíquicos de cualquier brujo enemigo, El hermano sargento Azziel le hizo un gesto cuando la escuadra estuvo lista, cuando Saulot asintió vio que un haz de luz roja del cañón láser que se dirigía rápidamente al kamion orko, haciéndolo estallar en mil pedazos, mientras los dos Rhinos restantes y el Land Raider Cruzado Santa Marya se internaban en el campamento orko


Tras la explosión de su kamion Zagrat vio venir a los marines, tras aullar sonoramente se interno en la lucha seguido de su escolta hacia el tanque mas grande


La escuadra táctica Escalpelo bajo del Rhino saliendo con una precisión fruto de siglos de practica, el primero en salir fue el Sargento hermano Zumbado, un veterano de mil guerras que nada mas salir se acerco al primer orko que vio, le agarro del cuello, le metió una granada en las fauces de la bestia y haciendo gala de la fuerza que solo un marine espacial puede hacer arrojo a la bestia contra el resto de su escuadra matando a cuatro orcos, por el rabilo del ojo vio que tres unidades de orcos habían sitiado a la Estoque, diezmándola hasta el ultimo hombre, así que agrupo a su unidad y gritando como un maniaco se interno en el infierno en busca de sus hermanos.


Zagrat vio bajarse la escotilla frontal del Land Raider y se lanzo al suelo por puro instinto, igual que su escolta, tras sentir como la metralla pasaba sobre sus cabezas vio a seis exterminadores, cinco de blanco y una figura imponente de negro tras levantarse señalo al Capellan indicándole que le desafiaba.


-Ya sabéis hermanos, sin piedad, por el León y el Emperador.- Digo Belzorius cargando contra el Orko mientras las dos escoltas se trababan entre si.


El Orko alzo su garra de combate en cuanto vio que el Capellán cargaba hacia el, pero antes de que pudiera atacar con su garra sintió un pinchazo desde el bolter de asalto del Capellán en el codo que hizo que se tambaleara hacia atrás por el peso de la garra aprovechando esa oportunidad el Capellán lanzo un poderoso tajo hacia el vientre de la criatura, hiriéndolo de gravedad, pero su cerebro lejos de asimilar el dolor dejo caer su garra intentado aplastar al ángel oscuro, pero Belzorius salto hacia un lado esquivándolo mientras lanzaba un nuevo golpe, este si, mortal hacia el Kaudillo, decapitándole limpiamente. Mientras tanto la escolta de Zagrat, tras ver morir a su líder vacilaron un segundo, los exterminadores si hubieran sido tropas normales, no hubieran aprovechado ese segundo, pero eran Ángeles Oscuros, as que algunos nobles ni siquiera supieron que habían muerto.


Mirando a su alrededor vio que todo había acabado, sus tropas habían desmantelado el campamento orco, tras lo cual las escuadras supervivientes cargaron los equipo y se dirigieron a la ciudad colmena, mientras el sol se ponía sobre Thoram.


Dentro del Land Raider Belzorius sintió en su casco la llamada de Saulot por un canal privado:


-Hermano Capellán, siento una distorsión el la disformididad, Mas Orkos en el sector y también… Traidores ¿Es posible que entre ellos este…? Pregunto Saulot


-No lo se, pero creo que el hermano Capellán Interrogador Lemariont querrá saberlo lo antes posible de todas formas si ocurre alguna variación no dudes en informarme Contesto Belzorius


-De acuerdo señor corto y cierro Se despidió Saulot


Tras esto las cuatro figuras mecanizadas se internaron en la noche, rumbo a la ciudad colmena

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada